Continúa  esta semana el encuentro en Kinshasa en el marco del proyecto de puesta en marcha de la nueva escuela. Durante el fin de semana Jon Ander, Amaya y Pedro, desplazados desde la Red Itaka Escolapios y el Colegio Calasancio de Bilbao han aprovechado para acercarse a Kikonka,  han podido conocer la aglomeración, que fue el primer destino de los escolapios en República Democrática de Congo  y ver, entre otras cosas, todo lo que se ha podido impulsar gracias al apoyo de la campaña de solidaridad del 2018-19, «al ritmo del Congo»  en la que se trabajó en setenta y ocho centros escolapios de diez países (España, Bolivia, Brasil, Venezuela, República Dominicana, Camerún, Gabón, Senegal, Filipinas e Indonesia) para conocer la realidad escolapia en RD Congo y se recaudaron más de en las aulas el valor de la educación como motor de cambio, conociendo la realidad escolapia la República Democrática del Congo.223.000 €. Este apoyo de la Red Itaka Escolapios ha permitido  para mejorar la educación de niños y niñas mediante la rehabilitación y equipamiento de la escuela de primaria, la mejora del saneamiento (construcción de nuevas letrinas), la perforación de dos pozos de agua y la mejora de la calidad de vida del grupo mujeres de la aglomeración mediante el apoyo a su formación.

Ha sido una oportunidad para fortalecer la conexión entre lugares muy distintos de la Red Itaka Escolapios, mejorar la comprensión mutua e identificar nuevos y futuros pasos.

El trabajo continuará durante toda esta semana en Kinshasa entre el futuro equipo directivo del futuro colegio de la capital, el equipo desplazado desde el colegio escolapio de Bilbao y el equipo de proyectos de la Red.







 

 

 

Para ver el contenido completo pulsa AQUÍ

Aviso Legal - Política de privacidad