Información nº203

Día de Emaús en Barbastro-Peralta,

evolución positiva de Juan Ruiz

y semana de formación +70

El pasado sábado 7 de mayo, más de 170 personas de las diferentes presencias de Emaús, hemos podido disfrutar de un día preparado con esmero y cariño.

El día de Emaús, de nuevo presencial, como en 2019, nos reunió y nos puso en sintonía para agradecer nuestra vida y misión escolapia.

Coincidiendo con los 300 años de la ubicación actual del colegio de Barbastro, y con los 325 de la llegada de los escolapios a Peralta de la Sal, pudimos hacer un recorrido, no sólo por la historia, sino también por la actualidad educativa y pastoral, y por cada uno de los proyectos de nuestra Presencia escolapia.

Volvimos a casa con una sensación de agradecimiento profundo. Una vez más, pudimos comprobar que nuestra presencia de Barbastro descansa sobre un equipo humano de calidad, que además de la categoría profesional, aporta un buen tono vocacional y un sentimiento escolapio profundo.

El lema del día “Más cerca de un sueño, cerqueta de un sueño, im fent, amestutakoa baino hurbilago”, nos ayudó a trabajar desde las claves sinodales, y avanzar en nuestro camino conjunto. Escolapios de todas las comunidades religiosas y de la Fraternidad, personas en misión compartida de nuestros colegios y presencias, compartimos los sueños y realidades con los que vamos construyendo la Comunidad Cristiana Escolapia, como en aquellas primeras comunidades cristianas del libro de los Hechos.

También pudimos inaugurar la exposición sobre la Presencia escolapia en Barbastro y Peralta en el museo diocesano, que os invitamos a visitar a los que no os fue posible acercaros. Estará abierta hasta el próximo domingo 29 de mayo. Aprovechamos para recordar  – ya lo hicimos allí- y agradecer a Juanan Frías el esfuerzo por hacerla realidad, deseando que pronto nos pueda acompañar a visitarla.

También nuestro agradecimiento a la comunidad de Peralta, y especialmente a Javier, por sus atenciones. Muchas personas, especialmente familias, llegamos a cenar y dormir el viernes y el sábado y nos sentimos – como siempre- muy bien cuidados. Comprobamos una vez más que sí, que la casa de Calasanz sigue siendo casa de acogida, a las familias ucranianas, como lo manifiestan los escritos en cirílico, pero también a todos y todas.

Y seguro que podemos aportar anécdotas y experiencias personales. Os las contaremos estos días. Os enseñaremos también el “periódico” con el material de trabajo para la jornada, además de unas cuantas recetas y explicaciones de los productos típicos de la ciudad y del Somontano, las mermeladas artesanas … y una nueva imagen, estatua de S. José de Calasanz que cada Presencia recibió como regalo conmemorativo del día. Una nueva obra de Jesús Ruiz, – toda una vida ahondando en la imagen de nuestro Santo-, que vuelve a plasmar y actualizar el Carisma de entrega y promoción de los más pequeños. Publicaremos también la explicación poética del autor.  ¡Gracias Jesús!

Evolución positiva de Juan Ruiz.

Aunque ya seguramente estamos al tanto, es una alegría comunicar la evolución de la salud de Juan. Desde hace unos días hablamos con él, va fortaleciéndose y mandando mensajes de agradecimiento y cariño. Aún en la UCI, porque la recuperación total será larga, pero fuera de peligro, os manifestamos nuestro agradecimiento profundo. Por la corriente de cariño y oración que hemos generado, porque hemos palpado la profundidad de nuestra unión fraterna, de los lazos que nos unen, y porque sabemos que todo este potencial espiritual y humano nos acompañará para lo que nos toque afrontar en el futuro.

Sabéis que no tenemos palabras suficientes para agradecer al equipo médico su profesionalidad, pero también la capacitación humana. Y recordaremos siempre la dedicación y empeño de la responsable-técnica de laboratorio …

Una vez más nos reafirmamos en la necesidad de invertir en los avances e investigación de la medicina, de la ciencia, y en luchar por un orden mundial más justo, que universalice la preocupación por la sanidad, especialmente entre las personas que todavía sufren cotas de pobreza intolerables.  Y por supuesto, en que nuestra acción educativa y pastoral suscite verdaderas vocaciones, personas conscientes de que su trabajo bien hecho mejora la dignidad de la vida, y anuncia un mundo nuevo.

 

Semana +70.

Queremos haceros partícipes de esta semana de formación, que después de preparar con ilusión, decidimos suspender al coincidir con el ingreso de Juan.

Como los contenidos y el trabajo previo se mantienen, no renunciamos a buscar otras fechas en las que llevarla a cabo.

La idea era dedicar un nuevo momento formativo, una semana intensa de intervenciones, experiencias y compartir, a uno de los momentos vitales de nuestros religiosos. Aquellos que han entrado en la década de los 70 recientemente. En Emaús son un grupo grande, de 23 escolapios. Para facilitar la dinámica optamos por diferenciar 2 subgrupos, y organizar dos momentos formativos diferentes. Para esta primera semana habíamos convocado a 11 de ellos: Juanjo Iturri, Juanjo Aranguren, Javier Negro, Enrique Sánchez, Miguel Giraldez, Antonio Bastero, Antonio Dieste, José Manuel Jiménez, Joaquín Nadal, Juanan Frías y Juan Pedro Azkona.

Os compartimos sus nombres con la esperanza de que en breve podamos retomar la idea, y para que introduzcamos una nueva dinámica en ella, la de tenerlos presentes en nuestra oración y animar así también su momento vital. A todos les debemos mucho de nuestra realidad actual, sostienen y acompañan mucha vida escolapia. Citaros es pues, una manera de daros las gracias

Jesús Elizari Díez

Aviso Legal - Política de privacidad
X